lunes, julio 25, 2005

Y dijo... Wirth


Oswald Wirth:

“La imaginación pura puede ser peligrosa si no es contenida y sometida a la disciplina; abandonada a sí misma se entrega a caprichos y a divagaciones placenteramente. Con tal de que se muestre sabia necesita ser domesticada. Su domesticador será positivo y solamente admitirá ideas moderadas y sólidas.
El tarotista necesita mantenerse activo intelectualmente y dominar su imaginación que por más exuberante que sea se distinga del visionario por la manera en que ejerce un cierto control. En el tarot la imaginación fantástica y rebelde se domestica con la cultura y la fuerza del intelecto.”

Oswald Wirth: Le Tarot des imagiers du Moyen Âge, Éditions Sand, Paris, 1926

0 nos cuenta...

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home