lunes, agosto 15, 2005

Y apareció... El Loco (tercera parte)

Úrsula suele acudir a diferentes tarotistas y astrólogos para quedarse con lo que ella denomina “lo que cuenta de verdad”. Es decir: cuando diferentes profesionales del sector coinciden en una misma cuestión más allá de las interpretaciones, ella toma por verdadero que dicho suceso acontecerá, tomará forma y se materializará en la realidad. Úrsula defiende que más allá de las posibles interpretaciones ella busca las certezas. Está, obviamente, convencida de que las evidencias existen. Y por lo tanto está persuadida de que conocerá al segundo hombre importante de su vida. Será más joven que ella, soltero y extranjero. Todo indica que la relación será mágica y maravillosa. A no ser por un pequeño detalle que centellea en los oráculos y que depende de Ursula en exclusividad: le han predicho que rechazará a su media naranja, a su destinado complemento, por ser más joven que ella. No podremos saberlo hasta que le conozca. Parece que será un hecho absolutamente casual.

Úrsula no habla de otra cosa. Úrsula no habla de otra cosa cada vez que nos vemos. ¿Podrá reconocerlo cuando aparezca? ¿Se dará una oportunidad a sí misma más allá de sus creencias? ¿Será tan testaruda como para rechazarlo? ¿Podrá reconocerlo? ¿Y si lo confundiera con otro? ¿Sabrá él lo importante que a su vez es ella para él? ¿La reconocerá antes o después que ella se dé cuenta? ¿Sabrá abrazar la felicidad? De felices lo serán un buen rato largo, porque se trata de una de esas felicidades que hacen que algunos seres humanos sientan la eternidad. ¿La aceptarán? ¿Serán capaces de aceptar su destino? La lista de preguntas puede ser interminable para Úrsula.

Antes de continuar, me gustaría hacer un pequeño inciso aclaratorio. Debería haberlo comentado antes, supongo. Pues bien, más vale tarde que nunca. Marla, Úrsula y yo nos dedicamos al mundo esotérico. Pero cada una de nosotras des de una perspectiva completamente diversa. Las tres nos conocimos cuando trabajábamos en un bar tirando las cartas. Desde entonces Marla ha tenido dos niños, yo me he separado y vuelto a casar y Úrsula ha montado un centro esotérico al que a veces acudimos a dar talleres.
Pero volviendo a la historia de mi amiga Úrsula, obviamente todo está previsto. Úrsula cree que todo está escrito, absolutamente todo. Marla opina, en cambio, que el destino no existe como fatalidad y que nosotros los seres humanos podemos determinar el rumbo de nuestro barco. ¿Y yo? Yo, pues, lo veo como una conjunción o una constelación de diferentes factores a veces incluso impredecibles; otras, casuales; tantas veces simplemente factibles. Aunque siempre ricos y variados, sobretodo complejos. De todo esto y más hablaríamos durante nuestra merienda.

Continuará... el lunes 22 de agosto.

Cada lunes, una nueva entrada ;-)

. . . . . . .

Ilustración: Carta 0, El Loco, Tarot Rider Waite, Londres, 1910.


3 nos cuenta...

Blogger pilar nos cuenta que ...

Sigue así, aigue así, me encanta!!!!

La Srta Landero

10:50 a. m.  
Blogger Lecturas...lecturas nos cuenta que ...

Me alegra que te guste, en serio!
Muchas gracias por tus ánimos y por impulsarme hacia adelante!
:-) Besos

1:24 p. m.  
Blogger Petitabruixa nos cuenta que ...

Hola!

Me ha encantado la historia que has referido respecto al Loco.

Respecto a tus amigas, estoy contigo. Tengo la msima perspectiva.

Y qué suerte la tuya de poder ir a Viader cada semana, qué envidia....;-)

Por cierto que yo también soy Géminis!

Besos,

Lili

12:30 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home