lunes, septiembre 05, 2005

Y apareció... El Mago (segunda parte)


Tortitas mágicas

Ingredientes:
1 taza de harina integral
1 taza de agua
¼ de taza de aceite de oliva
una pizca de sal

Procedimiento:
Se pone una sartén sobre el fuego sin nada, ni mantequilla ni aceite. Se deja que se caliente mucho, es importante que la sartén esté bien caliente.
Mientrastanto prepararemos la masa. Volcamos la harina en un bol, luego incorporamos el agua poco a poco sin dejar de mezclar. A continuación
agregamos el aceite y volvemos a mezclar. Es precisamente en este momento cuando echamos una pizca de sal para dar un poquito de sabor.
De esta manera se obtiene una masa que no es tan ligera como la de los crepes ni tan densa como la de las arepas o tortas de maíz.
Cuando la sartén esté muy caliente, se toma un cucharón de sopa, lo llenamos hasta la mitad más o menos con la masa y su contenido se vuelca sobre la sartén con cuidado desde el centro hacia afuera. La masa ha de caer por sí sola al volcarla sobre la sartén, por su propio peso., con un movimiento circular para hacer una tortita. Dejamos que se dore bien de un lado primero, para darle la vuelta hacia el otro luego.
Podemos servir las tortitas con miel o mermeladas. O bien aún calientes colocamos una loncha de queso de cabra que ocupe solamente la mitad y las doblamos inmediatamente.
Quedan riquísimas con nata batida con un suave toque de vainilla y un ligero, muy ligero toque de pimienta. También podemos agregar finísimas rodajas de tomate verde y una cucharadita de pesto a las tortitas de queso de cabra. Pueden contener simplemente unas cebollas cortadas muy finas apenas pochadas con hierbas y una cucharadita de queso blanco.
Se pueden servir abiertas también. En este caso es mejor hacerlas más pequeñas, aproximadamente del tamaño del ancho de la boca de un vaso grande. una vez hechas, por encima se puede colocar un poco de nata batida con una pizca de sal y pimienta blanca junto a una cucharada de sucedáneo de caviar y acabamos con un poquito de cáscara de limón rallada. Acompáñalo con un vino blanco muy fresco y, por supuesto, buenos amigos.


Las opciones, por lo tanto, son múltiples. El relleno puede variar según nuestras cualidades de Magos.

Puedes jugar al Mago. ¿Por qué no? Y así dejarte envolver por una cierta actitud lúdica y jugar a ser Mago, sí, sí. Los Magos no desechan ningún movimiento por pequeño que sea, es más: damos mucha más importancia a las cosas pequeñas, a los detalles más ínfimos (que normalmente pasan desapercibidos a la gran mayoría de la gente). Jugar al mago implica dejarse llevar por la creatividad y el poder de la transformación, tomando lo que nos ofrece el mundo para hacer nacer algo nuevo. Un Mago real se ajusta a determinados rituales que aquí no reproduciremos por cuestiones obvias (incluso de iniciación) , pero toma este desafío que te proponemos como un bocadito de magia. Abre tu nevera e improvisa un plato. Esto es fácil. Podemos darnos un desafío aún mayor utilizando el mínimo de ingredientes posible. O tal vez prefieras inventar algo nuevo a partir de un poco de harina, agua, aceite y una pizca de sal...

Si conoces de cerca a una maga o a un mago ya te habrás dado cuenta de que se trata de una persona que sin premeditación transforma tu vida. Les sale naturalmente, casi sin quererlo. Después de que pase por tu vida hay algo que ya no volverá a ser igual. Quizás tú mismo seas así y por lo tanto te convendría empezar a pensar en tus potenciales poderes. Quizás hayas subestimado el poder de esta persona. Ten cuidado... habrás perdido un amigo y, lo más importante, una gran oportunidad. Sólo un mago o maga puede hacer todo esto porque su varita mágica le conecta al Cielo y a la Tierra. Digamos que está especialmente sintonizado y sabe como nadie escuchar la música de las almas. Vibra con una nota especial y no se asemeja a los demás, siempre se trata de una persona diferente (y por esto mismo suele ser incomprendido, subestimado o incluso denostado- siendo famosa la época en la que nuestros antepasados ardieron bajo los fuegos de la Inquisición o de la caza de Salem, por poner dos ejemplos) . Por eso mismo se trata de personas solitarias, porque su mundo no está aquí. Nos cuesta muchísimo ser comprendidos. Aunque hagamos todo cuanto esté en nuestras manos de manera completamente desinteresada para que que los que están aquí vivan un poco mejor. La tarea de un mago raramente es reconocida.
Se alejan tal como han llegado, sin que apenas se note. Se transforman en nada y se van (por eso mismo en los cuentos se les hace aparecer y desaparecer). Cuidamos de la Tierra por nuestra promesa invocada al Gran Círculo de Salomón y porque nuestro poder nos viene exclusivamente de ella, de la Tierra. Así lo habíamos hecho Úrsula, Marla y yo. Y así velamos por nuestros deberes. Pero no contábamos con la aparición de Yanyra.


Continuará el lunes 12 de septiembre
Cada lunes una nueva entrega ;-)




. . . . . . . . . .

Ilustración: Carta 1, El Mago, Tarot Hankin, USA, 2005

4 nos cuenta...

Blogger pilar nos cuenta que ...

Ay...Yanyra...
Ya me tienes de nuevo anganchada...

sabes? me he pasado todo el finde jugando a ser Maga (de nuevo la casualidad y la coincidencia se unen en un relato tuyo con mi vida): he hecho bizcochos creativos. ESta tarde le llevaré uno a Nunci (que está malita) para que se ponga buena pronto.

Espero ansiosa la nueva entrega

4:00 p. m.  
Blogger Lecturas...lecturas nos cuenta que ...

¡Hola, Pili!
Como ves la magia (y el karma jajajaja!!!) está más presente de lo que nos imaginamos ;-)
Bueno, podrías compartir con todos nosotros las recetas de tus bizcochos. ¡Venga! ¡Anímate!

Hasta prontito!

bsos

10:25 a. m.  
Blogger pilar nos cuenta que ...

Aqui va la receta de mi bizcocho mágico.

Ingredientes:
- 3 huevos
- 200 g de azúcar morena
- 100 g de aceite de oliva
- 1 yogur de limón
- 170 g de harina integral
- un pellizco de sal
- 1 sobre de levadura
- manzana, nueces, pasas, hierbabuena…(lo que te guste)

Procedimiento:
Piensa en tus amigos. Imagina la cara que pondrán cuando estén probando el bizcocho.
Busca un molde adecuado para darle forma. Hay tantas formas para un bizcocho...Pero, no lo hagas redondo , por favor, que son muy sosos…
Bate los huevos con el azúcar. Canta algo alegre. Añade el aceite y el yogur. Sigue cantando. Vuelve a batir.
Echa la harina con la levadura y la sal y mezcla todo bien. Siéntate un ratito. Piensa lo que más le gusta a tus amigos: pipas, nueces, pistachos, chocolate, etc… Busca lo que tengas en casa que pueda darle un toque a tu bizcocho.
Pon en la masa las nueces, la manzana en trocitos, las pasas , la hierbabuena…y lo que tengas en casa que guste a tus amigos. Mezcla todo con la masa y lánzale un beso.
Engrasa el molde elegido con aceite y echa la masa.
Reserva parte de la manzana y córtala en rodajitas muy finas. Ve poniendo en capitas las rodajas de manzana sobre la masa. Puedes cubrirlo con mermelada o azúcar (asi se hará un caramelo) para dar brillo a la parte superior del bizcocho.
Ponlo 30 minutos en el horno a 180 grados.

Acompáñalo con granizada de té o con zumos naturales.

4:35 p. m.  
Blogger Lecturas...lecturas nos cuenta que ...

¡¡¡¡Maravillosoooooooo!!!!!
Qué hambre, mi niña!!! Difícil hora para leer esto! pero hay algo más: la alegría con la que se ha quedado mi cuerpo serrano al llerte :-)
Muchas gracias por la dulzura, el postre y la felicidad de tus palabras ;-)
Bsos!!!
Ah! Me lo imprimo para hacerlo este fin de semana :-)

2:12 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home