lunes, octubre 31, 2005

El Mago... (novena parte)



Úrsula decide.

Hicimos la tirada, consultamos el Gran Tratado. Ya sabíamos qué implicaba cada fuerza, cada factor dentro de la situación. Sólo quedaba que Úrsula decidiera algo al respecto. ¿Iniciaba algo con quien era el señalado por las estrellas como importante en su vida? ¿Era mejor que lo descartara completamente? ¿Le daba una oportunidad? ¿Intentaba conocerlo un poco más? A ella él le gustaba y mucho; a él ella le gusta y mucho. Así estaban las cosas. Dos personas que debían encontrarse en la vida. El cómo era cuestión de ellos dos. No sólo de Úrsula, sino de los dos, de cada uno de ellos. De todas maneras cada uno tiene derecho a elegir su destino conscientemente para así trascenderlo. Se trata de un derecho sagrado.

- Yo... yo me lo tengo que meditar ahora un poco- fueron las últimas palabras de Úrsula antes de marcharse de casa.
- Mujer, claro que sí. La tirada ha sido muy intensa, ¿verdad?- matizaba como siempre Marla.
- Jo.., Úrsula, claro que sí. Ahora es cuestión tuya. Ya sabes que hagas lo que hagas yo te apoyo. Que es difícil, hija- yo intentaba darle confianza.

Úrsula se fue a su casa. Ricardo llamó a Marla, así que ella también se marchó. Me invitó a cenar con ellos y los niños, pero yo lo único que quería era una peli romántica para llorar y reír. Con tantas emociones ya estaba echando de menos a James. Sonó el teléfono, era él. Cuando acabamos de hablar me envolví en mi manta polar y me puse a ver la película. Justo en el momento en el que el chico se da cuenta de que está perdidamente enamorado de la chica que se está yendo (todo el mundo se iba a algún sitio, jooooolines!), sonó el teléfono otra vez. Era Úrsula.


- Que tú me entiendes, ¿verdad?
- Claro que sí, mujer- le contesté.
- Es que Marla es una romántica y...
- Estoy segura, vaya, te prometo que ella también te entiende- insistí.
- Que le he dado muchas vueltas, muchas, muchas.
- Me lo imagino, Ursu.
- ¡Y qué quieres que te diga!
- ¿Te quieres venir aquí para casa? ¿O prefieres que vaya yo? Te puedes quedar el tiempo que quieras y además ya sabes que James no vuelve hasta dentro de 15 días. Digo, para que no te quedes sola si no te apetece.
- Qué va, qué va... no, te lo agradezco, en serio, pero es que prefiero estar sola, ¿sabes?
- ¿Puedo hacer algo más por ti?
- ¡Aguantarme!
- De eso nada, no digas bobadas, que de aguantarte nada, yo estoy contigo, ¿eh?
- Pues eso.
- Pues nada, besitos, cielo mío.
- Buenas noches.

Úrsula había tomado una decisión. El hombre era encantador y tenía 13 años menos que ella, casi catorce. Según Úrsula eso es toda una generación.

- Puede que sea mi AP, vale.
- Lo es, Ursu, lo sabemos que lo es y que no va a pasar otra vez.
- Ya, ya... pero es que.. de qué quieres que hable con un hombre que no ha vivido una serie de cosas, que somos dos mundos completamente diversos, que pretende que yo tome la decisión en las situaciones, que espera respaldarse en mí en todo momento, con quien no puedo tener una relación de igual a igual desde nuestras diferencias...
- Ya, pero es que a veces, Ursu, no es solamente eso lo que cuenta...
- Que lo hemos visto, que es inmaduro, que para él el mundo está lleno de objetos y otras personas que necesita conquistar con su grandeza o bien apartarse de ellas para refugiase en sus visiones...
- Bueno, también sabemos que es una hermosa persona y muy fiel a...
- Sí, fiel a un ideal y no a la realidad una gran parte de las veces. ¡Que me tiene idealizada! ¡No hay nada más odioso que te tengan idealizada, nunca te aceptan como persona real! ¡Lo odio!
- A ver Ursu, depende de ti. Yo no le veo nada, pero es que nada malo a este chico. Sí que es infantil, eso sí y que le falta un punto de maduración, sí que te tiene idealizada y conste que yo también aborrezco las idealizaciones, vale, pero vaya... ya sabes que nosotras somos más concientes que otras personas y eso a veces lo hace todo más difícil, pero no menos sincero...
- Que yo no quiero...
- Yo te entiendo. Es una de esas ocasiones en las que preferiría no ser bruja y no saber tanto. A veces creo que los comunes mortales en ciertos aspectos son más felices que nosotras, ¿no te parece?
- Pues sí, la verdad es que .
- ¿Vas a verle mañana?
- Yo preferiría que no, ya cortar por lo sano.
- Es una persona que vale la pena, Ursu, tú lo sabes.
- Ya lo sé, sí, ya lo sé. Necesito tiempo, sólo es eso.
- Además, recuerda que todo lo que sabemos sobre él, él no tiene ni idea de que lo sabemos, no seas brusca.
- Vale, vale, vale, vale, vale, le veré. ¡Pero más adelante! Primero que se me pase la tontería.
- Quedamos en eso, entonces.
- Vale, vale, vale.

Úrsula aún se lo tenía que pensar.



Continuará el ...
... lunes 7 de noviembre
Cada lunes una nueva entrega ;-)

. . . . . . .
Imagen: Carta 1, El Mago, Tarot de la Réa de Alain Bocher, Les Presses Bretonnes, Francia, 1982


2 nos cuenta...

Blogger pilar nos cuenta que ...

Pocas cosas cuestan tanto trabajo como tomar una decisión. En estas situaciones recurrimos a todo: las cartas, los amigos, las novelas, las películas....para ver una señal en donde apoyarnos para dar el salto.
Tenemos tanto miedo de ...¿qué?

Bueno, mañana lo pensaré...

10:34 a. m.  
Blogger Guítero nos cuenta que ...

Siempre es más fácil que otro decida por nosotros... será que nos aterroriza la responsabilidad tras las decisiones??... queremos tener un chivo expiatorio en caso de "fracaso"??... Ese era mi caso...
Muchos pasamos media vida dejando que los demás decidan por nosotros, diciendo un "me da lo mismo" a cada situación que requiere de una decisión... Hasta que nos damos cuenta que de esa forma no somos libres y que somos sólo unas marionetas...
Aquí estoy yo... empoderándome de mí... y comenzando a disfrutar de la libertad que me brindan las decisiones tomadas por mí...

Cariños...

)O( Guítero )O( Serpiente Lunar

10:07 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home