lunes, diciembre 19, 2005

Y llegó... La Papisa (sexto capítulo)

¿Qué hay detrás del Velo de La Papisa?

No se puede conocer, no se puede ocultar. Nos referimos al Misterio de la Vida. En esoterismo, el estudio y conocimiento de este Gran Misterio se describe en doce horas. Atravesar el umbral que protege y cobija La Papisa implica iniciarse. La iniciación adquiere diferentes significados, el más importante es el que nos acerca y conduce al autoconocimiento. Y esto es lo que nos atañe como habitantes del mundo contemporáneo.

La iniciación comprende dos partes distintas: la Teoría y la práctica. La teoría consiste más bien en un inventario de los recursos y las necesidades de cada objetivo y está estrechamente relacionada a la teosofía. Su conocimiento es una excelente preparación, pero nada más. La práctica es la ejercitación bajo la dirección de los maestros en el entrenamiento psíquico, intelectual y moral.

En efecto, primero recibimos nuestra cultura y los criterios que nos ofrecen nuestros padres, luego buscaremos y ahondaremos en el saber, aún teórico. Luego empezaremos a crecer y vivir, puede que nos crucemos a lo largo de nuestra existencia con más de una persona que cobrará una importancia significativa en nuestra vida.

La iniciación se describe en doce fases u horas que llevan al neófito desde su estado presente hasta la iniciación completa. Neófitos, principiantes, somos todos en un momento determinado de nuestras vidas y a medida que avanzamos nos adentramos en la experiencia.


Lee las siguientes líneas tomando distancia, lee más allá de las palabras escritas y recuerda diferentes momentos de tu vida, no de la que ha sido diseñada para ti, no la que se esperaba de ti, sino la que empezaste a trazar a partir del momento en que te dijiste: “yo quiero ser”.

El primer paso consiste en separar la vida común de la trascendental aprendiendo sobre la creación y cómo ejercitar las pasiones, básicamente a trascenderlas. Es precisamente en este grado de sabiduría cuando vemos al hombre atraído por dos fuerzas opuestas y complementarias: las de la inercia, inferiores, que acaba superar de manera instintiva, por un impulso casi de supervivencia, de necesidad de sublimarse; y las fuerzas activas que nos elevan hacia lo alto, hacia salir de nosotros mismos, a trascender los momentos, a transformar creativamente nuestra realidad. En esta fase la lucha se decide por la intervención de la Voluntad. Aquí y no en ningún otro momento es cuando podemos decidirnos por las fuerzas inferiores de desintegración, o por las superiores, de síntesis. Desunir o unir, no hay más alternativas. La tendencia al aislamiento, al egoísmo o la tendencia a la solidaridad, al altruismo, la fraternidad.

Sólo aquel que tenga el corazón lleno de caridad podrá elevarse según el verdadero destino del ser humano a la región de los Principios.

A partir de aquí restan aún muchas pruebas y once horas más. Según los méritos recibiremos maravillas o nos expondremos a la locura. Si el osado es impuro la desorganización lo amenaza. Si por el contrario es digno de las regiones superiores, el bautismo de fuego lo convierte en Mago, las fuentes de la vida terrestre están a su disposición, se vuelve Terapeuta.

¿En qué punto se encontraba Julia? ¿Cuál era su momento?
Esa mañana antes de salir a la calle y después de la llamada de Úrsula, casualmente había consultado un detalle en el Gran Libro. Buscaba su página, sin embargo parecía que el Gran Tratado se resistía a sus consultas y obstinadamente se abría por el mismo sitio. Julia no pudo hacer menos que leer una y otra vez:

......
Tiphon: el huracán eléctrico
“Lo que hay que hacer aquí es sentarse quieto, inmóvil, a causa del temor”

Silencio, prudencia y valor. El Neófito se expone a descubierto a la doble y formidable corriente de los espacios celestes que se lleva sin piedad al ignorante o al imprudente, pero que eleva al fuerte suficientemente purificado. Silencio, prudencia y valor.
.........

¿Pero cómo saber hasta qué punto estamos preparados? No hasta que la prueba haya acabado, no hasta entonces. No hay manera de estar preparados antes de un suceso. Las pruebas se definen por sí mismas, como cada momento de nuestra vida. Sólo la fe puede impulsarnos a creer que el resultado podrá ser positivo; lo demás es Voluntad para hacerlo realidad.

Continuará...
...el lunes 26 de diciembre.

Cada lunes, una nueva entrega :-)

......................
Imagen: Carta 2, La Papisa, Tarot Rider Waite-Smith, Londres, 1910

0 nos cuenta...

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home