lunes, febrero 13, 2006

Y... La Papisa (capítulo 13)

El origen de la carta de la Papisa es tan lejano y misterioso como el del mismo tarot. En la imagen de este arcano se reconoce también una alusión a un hecho histórico o más bien seudohistórico y que ocupa un notable lugar en la literatura de la edad Media: la pretendida existencia de un Papa de sexo femenino. En efecto, hay un tradición popular que dice que una mujer ocupó el papado durante algunos años bajo el nombre de Juan VIII.

El testimonio más antiguo con el que se cuenta es de una fecha posterior a la de este supuesto reinado. Marianus Scotus Minorita anotaba en su Crónica refiriéndose al año 854:
"

... a él (es decir: León IV) sucedió Jehanne, una mujer, durante dos años, cinco meses y cuatro días.

"

Hacia el año 1112 Sigebert de Gemblours narra el episodio aseverando que "se dice que Juana era mujer".

De todos modos la leyenda existió y dice aún más. La Papisa habría quedado encinta de uno de sus familiares e ignorando la época del parto el acontecimiento tuvo lugar en plena calle durante una procesión. El enfurecido séquito la habría descubierto de tan dramático modo y habría asesinado tanto a Juana como a su hijo. Algunas tradiciones romanas aseguran que en el lugar del magnicidio permaneció durante siglos un túmulo ornado por seis letras P que podrían ser leídas de tres maneras diferentes ( y todas ellas jugaban con las iniciales de Papa, Pedro, padre y parto).

Hasta finales del siglo XV la imagen de La Papisa no apareció en ninguno de los Tarots de Corte ni en ninguna otra ilustración. El único grabado que existe por entonces se encuentra en un libro de Jacques Philippe Forest sobre mujeres célebres. Allí La Papisa aparece de frente con la tiara, lleva un libro abierto en una mano y la triple curz en la otra. Muchos retratos después la representan con un niño en brazos o con un libro cerrado, la imagen fue evolucionando hasta la versión del tarot de Marsella.


La Papisa hace referencia a nuestras facetas relacionadas con la reserva, la intuición, el silencio, la meditación, la fe, la atenta confianza, a la resignación y cómo no, a la paciencia. Mentalmente señala y aporta una gran riqueza de ideas, es fresaca, amistosa, buena recepcionista, pero no es afectuosa. Es la señora de los sueños y de la gestación incial de las ideas. Su ritmo es lento. Pero toda moneda tiene su reverso y el lado oscuro de la Papisa nos muestra nuestras intenciones escondidas, el disimulo, la ayuda mezuina, la santurronería, el misticismo absorbente, el rencor, la inacción, la pereza persistente, entonces La Papisa no espera sino que se vuelve una carga. La falsa espiritualidad va muy ligada a este aspecto y también la Magia oscura.

Pero podemos estar bastante seguros de que nuestras tres amigas Julia, Úrsula y Marla no traspasarían el umbral, la Gran Puerta. ¿O no?

Continuará...
...el lunes 20 de febrero de 2006.

Cada lunes, una nueva entrega :-)
. . . . . . .
Imagen: Carta 2, La Papisa, Golden Tarot of the Tsar , USA, sin fecha



0 nos cuenta...

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home