jueves, noviembre 30, 2006

Confisiones y coficciones en un castillo

- De acuerdo, llévame a un libro interesante por favor.


Esto lo suelo hacer a menudo y especialmente en las librerías. A mí me da buenos resultados. Deambulo sin sentido, voy a una estantería repleta de títulos, cierro los ojos, paseo mi mano entre los ejemplares y cuando doy con uno abro los ojos. Así encontré un libro hasta entonces desconocido para mí de uno de mis autores favoritos: Italo Calvino.

El libro se titula El Castillo de los destino cruzados y contiene dos relatos. Como todo lo de este autor, se encuentra en la editorial Siruela dentro de la colección Biblioteca Calvino.

Hasta aquí todo normal, ¿verdad? Al hojear el libro me topé con una emocionante sorpresa, al menos para mí. Hay figuras que acompañan el texto y que pretenden evocar las reproducidas en la primera edición de Parma de 1969. Las figuras son cartas de tarot y son las protagonistas de ambos relatos. Calvino había asistido en 1968 a un seminario internacional sobre las estructuras del relato y allí coincidió con Paolo Fabbri quien había presentado una ponencia sobre “El relato de la cartomancia y el lenguaje de los emblemas”.

La cartomancia es un sistema semiótico puesto que las cartas del tarot pueden ser analizadas desde el punto de vista de sus funcioanes narrativas. Fue este mismo Paolo Fabri quien le dio la idea a Calvino de escribir utilizando las cartas del tarot como máquina narrativa. Calvino creó historias que se entrecruzaban a partir no ya de letras sino de figuras a partir de la idea de que el significado de cada carta cambia según el lugar que ocupa en la sucesión de cartas que la preceden y la prosiguen. Los relatos se titularon El castillo de los destinos cruzados y La taberna de los destinos cruzados.

Calvino utilizó dos barajas diferentes para cada uno de sus relatos, de los dos que componen este libro. El castillo de los destino cruzados se construyó a partir de la baraja Visconti Sforza, creada por Bonifacio Bembo para los duques de Milán, Italia, hacia mediados del siglo XV. Algunas de estas cartas hoy en día se encuentran en la Accademia Carrara de Bérgamo y otras en la Morgan Library de Nueva York. La taberna de los destinos cruzados, en cambio se basa en el Tarot de Marsella, de mayor difusión, baraja impresa en 1761 por Nicolas Conver, Maître cartier (maestro de cartas) de Marsella. Calvino se empapó de la literatura que trata sobre la interpretación del tarot, aunque siempre afirmó que se dejó seducir por el simbolismo rico de las figuras al escribir reuniendo las cartas al azar.

Ambos relatos parten de un origen similar. El desafío formal es similar en ambos casos. Los viajeros que han llegado al castillo o a la taberna se han quedado mudos y se comunican mediante las cartas que ilustran sus respectivas historias, todas confluyen y nos conducen a través de una sorprendente trama.

En el primero: ".. en medio de un espeso bosque, un castillo ofrecía refugio a todos aquellos a los que la noche sorprendía por el camino: damas y caballeros, séquitos reales y simples viandantes...."
En el segundo: "...salimos de la oscuridad, no, entramos, afuera está oscuro, aquí se ve algo en medio del humo, humea la luz, tal vez de velas, pero se ven los colores, amarillos, azules, sobre el blanco, sobre la mesa, manchas de colores, rojas, también verdes, con los contornos negros, dibujos en rectángulos blancos dibujados sobre la mesa..."
En uno y en otro el silencio enmarca un rico diálogo que nos conduce a través del caos, las cartas van ordenando las vicisitudes de quienes se han aventurado por el camino hasta llegar a las puertas del castillo o de la taberna.

Que uno de mis escritores preferidos hubiera utilizado el Tarot para crear significa mucho para mí, porque cada vez que alguien a quien respeto por su quehacer se toma en serio este sistema de arcanos me aleja del mundanal ruido en el que el tarot es solamente una cuestión de superchería barata y fácil.

Tal como acostumbro a hacer cuando encuentro un libro, volví a cerrar los ojos y pregunté:

- ¿Qué pasará con Úrsula hoy?

Estaba un poco ansiosa por vernos, quería contarle lo de mi tirada de cartas, los descubrimientos que había hecho. Hablar con Úrsula siempre ha sido una delicia porque te hace llegar más allá y estaba convencida de que ambas llegaríamos a explorar caminos muy valiosos sobre la sesión a la que yo había asistido. Además me preocupaba que esta vez tampoco pudiéramos vernos. Parecía que el caos no estaba a nuestro favor. ¡Y yo tenía tantas ganas de verla! Así que repetí la pregunta. Me concentré, respiré lentamente, tomé el libro entre mis manos y volví a preguntar:

- ¿Qué pasará con Úrsula hoy?

Entonces sonó le teléfono. Era Pilar Landero. Habíamos hablado el día anterior por teléfono.

- ¡Mujer! Vaya sorpresa, ¿todo bien?
- Sí, bueno, sí, sí. Oye, que estoy buscando a Úrsula y no la encuentro. ¿Sabes si está por la montaña y el teléfono no tiene cobertura?
- No, no, si está aquí en Barcelona.
- Ah... es que quedamos en que se pasaría por Málaga unos días, ¿sabes?
- Pues no, no me comentó nada... es que apenas hemos podido hablar.
- A mí me llamó hace una hora y me dijo que era importante, importante y urgente.
- ¿Urgente?
- Sí, por eso la buscaba. Y además me dijo que estaría contigo.
- Bueno, hemos quedado para dentro de una hora y espero que nos veamos, esto se está poniendo cada vez más misterioso.

- Bueno, niña, cuando la veas dile que ya lo tengo todo preparado, ¿de acuerdo?
- Sí, claro, claro.
- ¡Y dile que me llame!
- No te preocupes Pili, cuando la vea será lo primero que haga: llamarte.
- Nos hablamos entonces
- Un abrazo fortote.

¿Qué tenía que ver Málaga en todo esto? Ursu me lo contaría luego y se aclararían los misterios. Yo seguía con mi libro.

- ¿Qué pasará con Úrsula hoy?

Se abrió el libro en la página ciento cinco. Las figuras eran el Rey de oros, el tres de Copas y el siete de Oros. No eran malas cartas sino todo lo contrario. Había una intención firme y agradable que intentaba realizarse, materializase. Leo el párrafo que describe la interpretación de Calvino que dice:

"La blanca barba profesoral y bien cuidada, la mirada grave en la que asoma una punta de inquietud, son algunos de los rasgos que tiene en común con la figura del Rey de oros... (No olvidemos que se trata de una historia contada a través de cartas por un personaje que se ha quedado mudo y que se encuentra con otros viajeros en una taberna, reunidos al rededor de una gran mesa vacía en la que despliegan las cartas para comunicarse entre ellos) ... Este retrato suyo, junto con las cartas de Copas y de Oros que se ven a su alrededor, podría servir para definirlo como un alquimista que se ha pasado la vida indagando las combinaciones de los elementos y sus metamorfosis... "

Lo cierto era que Úrsula había ido a reunirse con el jefe de la orden, El Gran Mago. Estaba el asunto de Julia sobre la cuerda floja. Úrsula no quería intervenir y la orden de nuestro coven, el grupo al cual pertenecíamos todas, la conminaban a que interviniera muy a su pesar. Julia era su amiga y ella intentaba protegerla por más que supiera que Julia no estaba obrando bien, nada bien en absoluto. ¿Calvino me estaba contando algo que yo no supiera? Continué leyendo.



Continuará...

. . . . . . .

Deambula por otros enlaces caóticos:

Italo Calvino en Wikipedia

Sobre el libro El castillo de los destinos cruzados

Este libro en la Editorial Siruela

Otros cuentos de Italo Calvino en la Biblioteca Digital Seva (textos electrónicos completos)

Paolo Fabbri sobre Italo Calvino


AZAR Y RIGOR:EL JUEGO COMBINATORIO DE ITALO CALVINO,
Elizabeth Sánchez GarayUniversidad de Zacatecas (México), Artículo en la revista digital de la Universidad Complutense en red

3 nos cuenta...

Blogger pilar nos cuenta que ...

Vaya a sorpresa , Jime ;))

Sorpresa doble o triple...Por la manera de incluir mi engarguito del libro, por incluirme en las confisiones, y por continuar con la historia de Ursula que me tiene enganchada.

Gracias, guapa. Menudo trabajazo!!!

10:30 p. m.  
Blogger Ximena nos cuenta que ...

Se ve interesantisimo ese libro, Calvino me rondaba desde hace un tiempo, pero creo que esta es un buen empujoncito para leerlo por fin!! Gracias por el vinculo. Es divertido, porque mi primera impresiòn de tu blog, todavia sin conocerlo, fue que trabajabas el tarot de esa manera, como Calvino en su libro...

Sobre el efecto mariposa... bueno, nuevas sincronias, no he visto la pelicula,pero últimamente me ha salido en varias cosas que he leído.De hecho la última vez que lo vi, fue en relacion a esta bello proverbio hawaiano: "Ukuli´i ka pua, onaona i ka mau´u" (Pequeña es la flor, sin embargo perfuma la hierba que la rodea). Lindo, no? sincronias caoticas, mi querida tocaya...

Ya no me aguanto que Ursula no llegue... nos tienes en vilo, Pilar incluida, ja, ja. Vayanse las dos a mi café virtual a esperarla, asi conversamos más sobre mariposas y caos mientras tanto...

Un abrazo
Xime

1:10 a. m.  
Anonymous Harmodio nos cuenta que ...

Me dieron ganas de leer el libro de Calvino
Un saludo

12:35 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home