lunes, noviembre 27, 2006

Más confisiones: esperando a Úrsula



Hoy es lunes y aquí estamos con la entrega semanal de Lecturas. Han pasado tantas cosas que hace falta resumir un poco. A veces creo que la gente puede perderse entre tantas “brujerías”. ¿Es así? No lo sé... aunque lo supongo. En definitiva, pienso, un blog no es diferente de la vida misma. Y si hay algo de lo que estoy segura es que la vida es caos. El caos tiene algo de azar y mucho de confusión y desorden como el mar, el mar de confusiones, y el magma en el que al fin y al cabo todo se funde. En ese mar no hay límites o perfiles de las cosas de modo que no se ve su separación. Un blog no está tan alejado de todos estos conceptos porque es un espejo del día a día y también una babel de libertades. Un blog como éste no pretende ser más que un espejo ordenado de ese espejo mediante un desenfreno de palabras que se revuelven en laberintos, galimatías y conmociones.

Yo sigo esperando a “Úrsula”. Yo soy la autora de este blog y Úrsula con comillas es la persona con realidad propia en la cual me inspiro para ilustrar a Ursula sin comillas y una de las tres protagonistas de este blog desde sus inicios. Esto lo comparto en este espacio porque unas determinadas circunstancias muy personales me han empujado a confesarme con confesiones, confisiones, confidencias y coficciones en este blog. Hasta ahora yo no había aparecido. Pues aquí estoy. Úrsula es amiga de Julia y Marla, las otras dos protagonistas. Las tres son brujas tanto o menos como lo son sus dobles en el día a día del mundo fuera de la pantalla. Todas nos conocemos muy bien, somos amigas, somos practicantes del Tarot como vía del conocimiento. El otro día estaba esperando a Úrsula y me emborraché un poquito, vamos que me coloqué más cerca del caos, digamos. Hoy veremos lo que pasa.

“Úrsula” y yo hemos vuelto a quedar. Esta vez he preferido que nos encontremos en una librería. Aprovechando que luego comeremos juntas, hemos elegido Laie (una librería y restaurante con excelentes secciones de libros y gastronomía, menú y libros asequibles al bolsillo medio).
Después de un artículo número 1, en la anterior entrega, tiene que haber un segundo, sino el conjunto de normas no tendría ningún sentido: un artículo se sucede a otro hasta imbricarse en una red incomprensible y organizada. El camino se elige por vocación, pero son los dioses quienes nos empujan a las elecciones más circunstanciales. Para hablar con los dioses es para lo que existen instrumentos tan antiguos en la tradición occidental como el esoterismo. No es cuestión del bien y del mal sino de la sagrada felicidad.


Mañana de sol pleno y esta amazona que suscribe se monta sobre su corcel de dos ruedas con una fanfarria en su mp3 en pos del destino. Antes me paso por la galería Subaquatica. Me encanta complicarme la vida y me lío con la última exposición de Blu, el artista de Bolonia que está rompiendo todas las fronteras del más aquí y del más allá con sus dibujos y cómics. Luego he de pedalear como una amazona completamente desquiciada para llegar a tiempo, pero es fácil: sólo tengo que pensar en Rubén, el ex más odiado y más reciente. Voy primero a la consulta de aquella tarotista que mi “admirada” Eva me recomendó porque me había notado estresada. ¿Por qué lo he hecho? No sé... el caos, supongo, razón más que suficiente para dejarse hacer algo o hacerlo.


Cuando llegué no me encontré con lo que esperaba. Nada de ambiente claroscuro ni una exhibición de rarezas egipcias. La mujer que me atendió parecía más bien cordial y tranquila. Eso sí: ojos de bruja, ojos verdes exhaustivos que te hacían exclamar, lo que fuera, pero exclamar. La habitación donde se haría la lectura me gustó mucho. La pared del este era de color dorado toda ella y la del oeste, plateada. Las otras dos paredes eran blancas y estaban atravesadas por una línea dorada y otra plateada. Había un armario bajo de color blanco viejo, muchas plantas de un verde tan intenso como los ojos de la mujer y un par de imágenes de sacerdotisas o vestales marinas que no pude identificar, conchas de diferentes tamaños y velas blancas.
Me invitó a un té que acepté gustosa y después de explicarme cómo trabajaba y de preguntarme si había temas que no quería que tocara, empezó a hablarme sobre mí. Digamos que la habitación clara y serena surtió un buen efecto.


Yo iba por curiosidad y porque ella era una bruja honesta de las que aceptan solamente la voluntad y además porque no sabía hacia dónde tirar o tirarme. Se suponía que Rubén y yo estábamos buscando un piso para irnos a vivir juntos mientras estudiábamos un máster, íbamos a irnos de prácticas juntos el siguiente curso. Eso ya estaba en marcha: a Dinamarca, la misma ciudad pequeña, la misma universidad rodeada de verde, la misma residencia blanca, por suerte a diferentes facultades- él era uno de esos de económicas-, el mismo frío intenso. Por si todo eso fuera poco, sentía que en el máster no me contaban nada que me interesara, ya estaba harta de escuchar cosas sin sentido, teorías alejadas de la realidad, podía aprovechar para irme. Irme lejos. Y aquella mujer que continuaba explicándome cómo era yo en realidad, cómo engranaba como una rama dentro de mi familia, de mi árbol, cómo podía cantar sobre ese árbol pues donde mejor canta un pájaro es sobre su árbol genealógico (la frase, me dijo, es de Jean Cocteau). A mí ahora sólo me cantaba mi desesperanza. Y de repente se me hacía difícil tragarme las lágrimas.


Artículo 2: pedaleando se llega lejos una vez que has salido del bar.


Ojalá le hubiera podido pagar mejor no sólo por todo lo que me había dicho, sino por todo lo que me enseñó. Sí, me enseñó: mi camino estaba claro. Lo demás sólo dependía de mí. ¿Destino o fatalidad? ¡Desde luego un montón de elecciones y cosas por hacer más despierta!

Yo no soy, y me niego a ser, una de esas brujas pirulas que prometen novios millonarios, loterías exorbitantes o ganancias de mil amores. Tampoco lo espero cuando voy a que alguien haga una lectura de mi mapa personal para mí. ¿De qué le sirvió al padre de Edipo saber lo que iba a suceder? ¿Y al padre de Buda? ¿Conoces estas historias? Tanto a uno como a otro les predijeron el destino de sus hijos. Ambos padres, en culturas completamente diferentes y distantes tanto espacial como temporalmente, optaron por ahorrarse los disgustos. El padre de Buda lo encerró en un palacio donde sólo habitaban los placeres de la vida. El padre de Edipo lo envió lejos, lo más lejos posible.
Pero el caos tiene su camino universal que es mucho más fuerte que el humano. Y cuanto más se huye de un destino más nos acercamos a él. Huir del caos no es la respuesta, por eso nunca ayuda tener los ojos cerrados por La Verdad. Ésa que muchos buscan en las predicciones cuando en realidad buscan una esperanza a su desesperanza. Prever es necesario, nos calma, pero no es lo fundamental. Lo único importante es ver nuestros caminos, ver lo que estamos haciendo. A veces tenemos que equivocarnos mucho para ver un poquito. El Tarot que yo practico es para que veamos un poco más. Si una persona sale de mi consulta con una visión más amplia de sí misma, me doy por satisfecha. Al salir de la tarotista a la que había ido de casualidad recomendada por alguien que me caía mal en un día en la que no tenía que encontrarme con ella me dio esa misma sensación: mi punto de vista se había multiplicado. ¡Se había hecho la luz!

Después de eso estaba en Laie esperando a Úrsula.

- ¡No me digas que llegas tarde que no me lo puedo creer! Pero si tú nunca te retrasas. Ursu, ¿qué pasa?
- Si quieres quedamos otro día, no sé...
- ¿Pasa algo?
- Me ha llamado el jefe de la orden, que quiere verme ahora mismo, ya sabes que dadas las circunstancias no puedo...
- Ya, ya... no puedes hacerle esperar ni un segundo y en cambio...
- No te enfades, no te enfades.
- No quiero comer sola, ¿vale?
- Vale, no estaré mucho rato, te lo prometo, te lo prometo, en serio

Nos despedimos hasta dentro de una hora y colgamos. ¡Bueno! A esperar... menos mal que estaba en una buena librería, con una excelente sección de poesía, pensé. Me dispuse a dar vueltas. Estaba un poco molesta, no con Ursu sino con el caos, a decir verdad. Hojeé un par de libros de arte, otros de cine hasta que me decidí a hablar con el caos.


- De acuerdo, llévame a un libro interesante por favor.
Continuará...

. . . . . . .

Explora los siguientes enlaces caóticos:

LAIE

Galería subaquatica

BLU


6 nos cuenta...

Blogger Ximena nos cuenta que ...

Gran tema el caos!!! Maravilloso. Están, por ejemplo, los fractales, que nos han enseñado como el desordenado caos, puede reinterpretarse como "desorden ordenado, belleza y simplicidad compleja"... El caos puede ser, en realidad, la oleada de la vida que nos lleva por rumbos impensables y muchas veces (y por suerte) incontrolables por nosotros. Las sorpresas, si uno tiende a aceptar la navegación más que a oponersele,pueden llegar, efectivamente a ser muy gratas y/o crecedoras... Uf, me extendí. Lo que pasa es que tu articulo está muy bueno y me ha dado (infinitas) cosas en las que detenerme...
De nuevo me pasé por el blog tarotero y no pude escribir... ¿caos? ja, ja. Insisto en que me gusta ese espacio...
Y a proposito de tarot, ayer tuve la alegria de ir a ver a Jodoroswky y su tan particular forma de ver la vida y los arcanos. Fue sincronico y cuantico, porque, habia visto tu post ayer y recordé uno de sus libros "Donde mejor canta un pájaro", un bello trabajo terapeutico-literario con su historia familiar, inspirado en la frase de Jean Cocteu...
Potente experiencia tarotistica la tuya, tocaya. Es potente tambien comprobar cómo los buenos regalos (como el contacto con esta bruja) nos llegan desde cualquier zona del universo...
un beso, y aver si por fin llega Ursula!!
Xisol

7:41 p. m.  
Blogger pilar nos cuenta que ...

Eso. Yo también espero que Ursula llegue...oír lo que esas dos amigas se tienen que decir...volver a pasear por Barcelona con ellas...

Sabía que quedarían a comer en Laien. ;)

Besos,Jime

Oye, puedes hacer algo para que no salte tanta publicidad al abrir el blog?

4:58 p. m.  
Blogger Lecturas...lecturas nos cuenta que ...

Hola, supercaócuántica soprepresiva Xime!

Tú seguro que sabes eso del efecto mariposa que me tiene subytugada desde la película homónima (la española, no la americana).

Es maravilloso descubrir otros mundos contigo. Eres una tocaya insuperable! jijiji

Yo no he visto a Jodorowsky más que por la tele y por sus libros. A mí me parece un gran mago con todo lo que implica el término. Creo que ante todo es un artista y lo que ha hecho con el tarot es arte: ampliar fronteras creativas. Yo he crecido mucho como tarotista con su libro.
No temas en alargarte en estas respuestas porque todos cuantos te leemos aprendemos mucho de ti ;-)

Muchos besitosssssssss!
Ya lo sabes, Dios los cría y el Universo los junta jijijiji

7:14 p. m.  
Blogger Lecturas...lecturas nos cuenta que ...

Querida Pili!

Tus deseos son imperativos, ¿te imgainabas mejor marco para tu cometido del libro? Espera y verás...

A mí también se me abre la publicidad con el tuyo y con todos, me parece que es parte de blogger.

Bsiñossssss

7:16 p. m.  
Blogger Lecturas...lecturas nos cuenta que ...

Ximena y Pili:

Pili, he intentado averiguar lo de la publicidad y como te decía es cuestión de blogspot y blogger.

Ximena, ya está todo arreglado (lo acabo de probar) para dejar los comenatrios en el tro blog.

Bsosssssss a montones para las dos

1:58 p. m.  
Blogger cassie nos cuenta que ...

me leí todo nomas porque me llamo Ursula xD

es increile las cosas que hago cunado estoy aburrida...
por cierto! me gusto bastante lo que escribiste, no es algo denso de leer pero me salteé algunas partes porque se me hacia un tanto aburrido (perdón por la sinceridad)

tengo la costumbre de que cuando leo algo donde se utilice mi nombre suelo pensar de que el personaje soy yo.
costumbres boludas que tengo... e.e

6:56 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home